Nunca nos imaginamos que Alice era tan fuerte, sus movimientos eran dignos de una película de ciencia ficción, no era humana y era tan buena asesina que logró acabar con dos de nuestros compañeros que eran asesinos letales, en sus ojos se veía una ira enorme contra todo lo que había hecho Umbrella.

Recuerdo que ella era agente de seguridad que se ofreció a trabajar en la mansión Spencer, tres de mis amigos cercanos murieron bajo tierra cuando fueron enviados a terminar con la reina roja (la inteligencia artificial de la colmena).

Después de destruir los ordenadores y los servidores del hospital, llego otra orden del alto mando, nos pedían que llegáramos a la colmena y termináramos con William Birkin, un afamado científico que le trajo muchos “éxitos” con sus experimentos a la corporación.

Pasamos un lugar de viajes que decía “Renta de jet privado” jajaja recuerdo que alguna vez nos mandaron de vacaciones en uno, desearía estar en las playas de Caribe ahora mismo, no en este espantoso lugar.

Llegamos a la Mansión y bajamos, los cuerpos de los científicos que abrieron la colmena estaban ahí, encendimos el tren y fuimos directamente a terminar con el Dr. William.

Todo estaba desordenado y había sangre, olor a muerte por todos lados, el oficina del William estaba muy bien asegurada pero no entendíamos como los sobrevivientes nunca se toparon con él o porque la Reina roja nunca lo mencionó.

Cuando llegamos a su oficina, nos encontramos con un William desencajado, y muchos botes de virus T vacíos, se había inyectado grandes cantidades.

Yo sólo le di el tiro de gracia y nos fuimos, no quería seguir dentro de ese lugar maldito.

Partimos en el tren hacía la superficie y escuchamos unos gritos horribles, a lo lejos pude ver al Dr. William completamente destrozado, su brazo había crecido de una manera desproporcionada y tenía unas enormes garras.